• Envío Gratis a partir de 10€ en 24-48h
  • 15€ de regalo comprando 150€
  • 3% de descuento repitiendo compra
Toggle Navigation Menu
Cerrar 0,00 € Realiza tu pedido

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

7 remedios naturales para lesiones articulares como el esguince

27/1/2020 10:11 | Por Dietética Central

Esguince de tobillo

Los esguinces, si no se tratan de la forma adecuada, puede producir lesiones más importantes.

Un mal gesto al andar o al correr, un calentamiento insuficiente o una sobrecarga en un entrenamiento deportivo pueden hacer que el tobillo se doble, se tuerza o se gire de forma extraña y se produzca un esguince de tobillo. Esta lesión no es banal, ya que si no se trata de la manera correcta, las consecuencias pueden prolongarse en el tiempo o producir otras lesiones más graves.

¿Qué hacer cuando sufrimos un esguince?

Cuando nos hacemos un esguince de tobillo vamos a notar un intenso dolor, debido a que se ha producido un estiramiento o un desgarro de los ligamentos que ayudan a mantener unidos los huesos del tobillo y que pueden, incluso, lesionar la articulación.

Lo primero que debemos hacer es evitar apoyar el pie en el suelo e intentar inmovilizarlo, eliminando todo tipo de presión que pueda afectar a la circulación. El reposo es muy importante para la curación.

Para disminuir el dolor y la inflamación es recomendable elevar el pie a la altura del corazón y hacer algunos ejercicios sencillos para activar la circulación en la zona, como mover los dedos de los pies o realizar estiramientos suaves.

Si la lesión es leve, podemos tratarla en casa con descanso y remedios sencillos. Pero si la distensión de ligamentos es más grave, debe tratarla un especialista en traumatología. Una revisión médica preliminar nos aconsejará sobre la opción que debemos seguir.

Remedios complementarios

Tanto si la lesión es leve como si estamos en tratamiento traumatológico, podemos utilizar algunos remedios naturales como complemento para aliviar el dolor y agilizar la recuperación del esguince de tobillo.

1. Aplicar hielo

En el momento de la torcedura o del esguince, el remedio más eficaz es aplicar hielo para reducir la inflamación y el dolor. Podemos ponerlo en la zona durante 15 o 20 minutos, cada tres o cuatro horas durante una semana, dependiendo de la gravedad de la lesión, de su evolución y del dolor. Recuerda que el hielo nunca debe aplicarse directamente sobre la piel porque puede ocasionar quemaduras.

-16%

ACEITE DE ARNICA 50ml.

PLANTAPOL

Indicado en caso de golpes, contusiones,...

2. Aceites naturales

Los aceites naturales como el de coco, ajo, cebolla, cúrcuma, árnica u oliva tienen propiedades analgésicas y antiinflamatorias que nos van a ayudar a reducir el dolor y la inflamación y van a actuar como relajante muscular. Se deben aplicar en la zona afectada, mediante un vendaje, durante 30 minutos (hay que saber hacerlo bien para no provocar demasiada presión que dificulte la circulación). Dependiendo de la evolución del esguince, podemos utilizar este remedio durante aproximadamente una semana.

Es importante hacer reposo y aplicar remedios complementarios que reduzcan la inflamación y el dolor.

3. Sulfato de magnesio

Se debe diluir primero en agua caliente. Después, cuando el agua ya esté tibia, sumergimos el pie afectado durante media hora. Este remedio puede aplicarse dos veces al día durante tres o cuatro días seguidos.

4. Cúrcuma

La cúrcuma es eficaz para aliviar el dolor. Se puede mezclar el polvo de cúrcuma con limón, hasta obtener una pasta que se aplica en la zona lesionada o tomarla con un vaso de leche dos veces diarias.

5. Cebolla

Tiene efectos antiinflamatorios, por lo que es muy eficaz en el tratamiento complementario de los esguinces de tobillo. Para ello cortamos la cebolla a trozos pequeños y le añadimos sal, formando una pasta. Debe aplicarse mediante un vendaje en la zona afectada y dejar actuar un par de horas, repitiendo las veces que sea necesario.

6. Aceite de oliva

Se puede hacer un ungüento con aceite de oliva y una yema de huevo. Lo aplicaremos mediante un algodón en la zona afectada y lo vendaremos durante 48 horas.

Otra opción es calentar unas gotas de aceite de oliva y utilizarlo para dar un suave masaje en la zona lesionada, pudiendo repetir hasta cuatro veces al día.

7. Aceite de árnica

Reduce la inflamación producida por las contusiones. Debemos masajear suavemente con unas gotas de aceite de árnica la zona afectada y dejar descansar unas cinco horas.

Productos relacionados

Boletín
Usamos cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.
Más información : Política de Cookies