• Envío Gratis a partir de 10€ en 24-48h
  • 15€ de regalo comprando 150€
  • 3% de descuento repitiendo compra
Toggle Navigation Menu
Cerrar 0,00 € Realiza tu pedido

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

7 tips imprescindibles para una piel joven y sana

27/7/2020 8:50 | Por Dietética Central

Cuidado de la piel para mantenerla siempre joven

La piel actúa como barrera protectora frente a las agresiones externas, por lo que es fundamental mantenerla bien hidratada y nutrida durante todo el año.

Mantener una rutina diaria en el cuidado de la piel, además de un estilo de vida saludable, son claves para mantenerla joven, hidratada y nutrida. Toma nota de estos 7 consejos para que tu piel se mantenga saludable durante todo el año.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y el más visible. Entre sus funciones principales están la de proteger al organismo de factores externos, como bacterias o sustancias químicas, y regular la temperatura. Mantener una rutina diaria con productos de cosmética adecuados para cada tipo de piel, además de un estilo de vida saludable, son claves para mantenerla joven, bonita, hidratada y nutrida.

¿Cómo deben ser los cuidados de la piel?

1. Mantén una buena hidratación

El 70% del organismo es agua, por lo que hidratarnos internamente es uno de los pilares de un estilo de vida saludable. La piel refleja rápidamente la falta de agua mostrándose agrietada y reseca, así que debemos beber unos 2 litros diarios. Incluir en nuestra dieta infusiones, sopas, zumos naturales, etc, nos puede ayudar a llegar a cumplir los niveles de hidratación recomendados y a que nuestra piel esté más sana y bonita.

2. Duerme lo suficiente

El organismo se regenera durante las horas de sueño y mantener una piel saludable necesita entre 7 y 9 horas de sueño diario, dependiendo de la persona.

-20%

PROTECTOR SOLAR SUN BLOCK FAMILY FPS45 113gr

JASON

Fórmula resistente al agua, no provoca...

3. Aliméntate sano y equilibrado

Los nutrientes son esenciales para mantener una buena salud general, lo que se refleja también en la salud de la piel. Una alimentación equilibrada, rica en los antioxidantes de las frutas y verduras (5 piezas al día), nos va a proporcionar esos nutrientes que nuestra piel necesita para verse saludable.

4. Protege tu piel del sol

Aunque la piel necesita del sol para sintetizar la vitamina D, una exposición excesiva a los rayos ultravioleta puede lesionar las células y provocar un envejecimiento prematuro o incluso cáncer de piel. Para mantener la piel saludable es imprescindible no exponerla demasiado al sol, sobre todo en verano, hacerlo siempre con crema solar con un factor de protección adaptado a nuestro tipo de piel y repetir la aplicación de forma regular. También es recomendable evitar las horas centrales del día, cuando la exposición es más directa.

La limpieza adecuada y nutrición de la piel son fundamentales para mantenerla más joven y sana

5. Cuídala en tu rutina de higiene

La ducha diaria es un buen momento para mimar nuestra piel, por lo que que debemos prestar mucha atención a esta rutina. La piel tiende a resecarse tras la ducha, sobre todo si estamos mucho tiempo bajo el agua caliente y utilizamos productos de higiene demasiado fuertes. Lo recomendable es utilizar productos suaves y sin jabón para el cuidado de la piel, como los jabones ricos en lípidos.

También debemos procurar optar por la ducha mejor que por el baño, que tiende a deshidratar la piel. Mejor si es con agua templada. Y a la hora de secarnos, hacerlo con golpecitos suaves de la toalla por la piel, en vez de frotar de forma enérgica hasta que se seque.

Por último, sea del tipo que sea nuestra piel, necesita una hidratación diaria, por lo que tras la ducha debemos utilizar una crema hidratante acorde a nuestro tipo de piel para reparar la película hidrolipídica que recubre la epidermis.

6. Deja de fumar

El humo del tabaco genera una gran cantidad de efectos sobre la piel, como el envejecimiento prematuro que provoca la aparición de arrugas y que el cutis esté seco, apagado y mate. Cuidar tu piel para que se vea sana y bonita puede ser una buena motivación para dejar de fumar

7. Protégela de las temperaturas extremas

Tanto cuando hace frío como cuando hace mucho calor o viento, notamos que la piel se reseca y está más tirante. Si tu piel es sensible, además, pueden aparecer rojeces y picor. La clave es cuidar la piel todos los días, evitando en lo posible los cambios bruscos de temperatura. Abrígate cuando las temperaturas son muy bajas para protegerla del frío y no olvides proteger también las manos.

Productos relacionados

Boletín
Usamos cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.
Más información : Política de Cookies