Cerrar 0,00 € Realiza tu pedido

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

¿Estreñimiento, diarrea, flatulencia? Puede que sufras el Síndrome Intestino Irritable.

21/10/2019 9:19 | Por Pileje

Síndrome del Intestino Irritable

¿Qué es el Síndrome del Intestino Irritable?

Hoy en día, esta colopatía afecta a entre un 10 y un 20 % de la población occidental (Bennet y col. 2015). Seguramente habrás oído hablar de él, o conoces a alguien que lo padece.

Pero, ¿en qué consiste el síndrome del intestino irritable? En el año 2016 fueron revisados los criterios diagnósticos de este trastorno digestivo funcional, estableciéndose que el síntoma principal es el dolor abdominal recurrente, al menos un día a la semana en los últimos tres meses, asociado a la defecación y/o a cambios en la frecuencia o en la consistencia de las deposiciones. Dichas molestias deben estar presentes durante los últimos 3 meses y haber comenzado un mínimo de 6 meses antes del diagnóstico (Drossman y col. 2016).

Lactiplus es un producto de Pileje, indicado para el tratamiento de los síntomas del síndrome del intestino irritable: estreñimiento, diarrea, flatulencia y, en concreto, dolor abdominal.

El síndrome del intestino irritable (SII) puede llegar a alterar de forma drástica la calidad de vida. Las asociaciones de pacientes confirman que en el ámbito profesional, el SII supone una causa recurrente de absentismo laboral (diarreas agudas, dolor abdominal intenso…). Es más, condiciona la vida social limitando las posibilidades de interacción (cenar en un restaurante puede llegar a ser un problema), llegando incluso a alteraciones en la vida sexual. La suma de todos estos factores repercute a nivel emocional, condicionando de manera notable el estado de ánimo del paciente.

Dada la variedad de síntomas que se pueden manifestar y la variabilidad de los mismos en el tiempo, tanto en un mismo paciente como entre pacientes diferentes; no es posible estandarizar el tratamiento. Si bien, una alimentación adaptada ha demostrado ser una de las mejores herramientas para el control de esta enfermedad. En este campo, las dietas pobres en FOPMAPs (Oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables) permiten disminuir las sensaciones de flatulencia, distensión y dolor abdominal (Halmos y col. 2014). No obstante, los síntomas agudos son tratados de forma medicamentosa recurriendo a laxantes para resolver el estreñimiento, antidiarreicos para controlar diarreas, antiespasmódicos para reducir la sensación de dolor, ansiolíticos y antidepresivos para modular el estado de ánimo.

-10%

LACTIPLUS 56cap.

PILEJE

Indicado para el tratamiento de los síntomas del...

¿Qué factores pueden desencadenarlo?

La fisiopatología de esta enfermedad es compleja y multifactorial. Sin embargo, se asume la presencia de una alteración del ecosistema intestinal, especialmente de la microbiota. Es decir, del conjunto de microorganismos que vive en nuestro tracto digestivo. Actualmente, se considera que existen una serie de factores desencadenantes del SII como las infecciones digestivas, la alimentación desequilibrada, el estrés, la toma de medicamentos… Todos estos factores resultan muy agresivos para el ecosistema intestinal, dado que desequilibran la microbiota (disbiosis) alterando el epitelio intestinal y perturbando al sistema inmunitario. Esto puede conllevar el desarrollo de la hiperpermeabilidad intestinal dando lugar a gran variedad de síntomas y trastornos digestivos implicados en el SII.

El síndrome del intestino irritable (SII) puede llegar a alterar de forma drástica la calidad de vida

¿Qué soluciones podemos aportar?

La forma más sencilla, rápida y eficaz de corregir una posible disbiosis y/o equilibrar el ecosistema intestinal es la toma de un probiótico adecuado. Es decir, microorganismos vivos que, cuando son administrados en la cantidad óptima, ejercen efectos positivos sobre la salud (FAO 2001). Si bien matizar que, tal y como se observa en la práctica, el efecto de un probiótico es cepa dosis dependiente. Son numerosos los estudios que revelan la eficacia del abordaje con probióticos del SII. En esta línea de investigación, los trabajos realizados con la cepa Lactobacillus gasseri LA806 ofrecen resultados muy interesantes.Esta bacteria, dosificada a 10 mil millones de unidades formadoras de colonias por toma es capaz de formar un biofilm protector en la superficie del epitelio intestinal. 

De este modo, evita los ataques de las bacterias patógenas presentes en el intestino y de las toxinas capaces de generar microlesiones, inflamación, alteraciones del tránsito intestinal y dolor abdominal (Beaufrand y col. 2019). Es más, hoy en día, es posible encontrar en el mercado un producto sanitario que incluye esta cepa dirigido al tratamiento de los síntomas de SII.

Por lo tanto, la información disponible actualmente sobre el SII sugiere la necesidad de un tratamiento multidisciplinar e individualizado, ajustado a las necesidades del paciente. Partiendo tanto de una alimentación como una hidratación adaptadas, pero también de la correcta gestión del estrés y la administración de probióticos adecuados. En consecuencia, los tratamientos farmacológicos estarían dirigidos únicamente a controlar la sintomatología aguda asociada a las crisis, evitando así la cronicidad y los efectos adversos que pueden provocar.

Productos relacionados

Boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Para más información accede a nuestra Política de Cookies