Cerrar 0,00 € Realiza tu pedido

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Aceite de Onagra: de la cabeza a los pies

21/11/2013 12:27 | Por Karen de Isidro Mecaliff

La onagra llegó a Europa en 1619, en el jardín botánico de Padua. Durante mucho tiempo fue considerada como una “mala hierba”, de ésas que crecen junto a las vías del tren. En 1919 un equipo alemán analizó el aceite de onagra y descubrió un nuevo ácido graso que fue llamado ácido gamma-linólenico (GLA). Sin embargo, hasta 1960 no se comenzaron a estudiar científicamente sus efectos en la salud de la personas.

 

La prímula, como también se denomina comúnmente, es ideal para tratar una serie de trastornos relacionados con la salud de la mujer, como el síndrome premenstrual, infertilidad, quistes de ovarios, bultos en el pecho etc.

 

También en la salud del hombre se ha utilizado para ayudar en el tratamiento de problemas de erección.

 

El aceite de onagra contiene ácido linoleico, acido oleico y ácido gamma-linolénico. El primero es más fácil de conseguir, ya que se puede obtener de las nueces, el aguacate, el aceite de soja, de girasol, de maíz, almendras, cacahuetes, etc. Pero el  segundo tipo de aceite esencial no aparece en cantidades considerables en ningún alimento, a excepción del aceite de borraja, de onagra o de semillas de grosellero negro.

 

Propiedades del Aceite de Onagra:

 

- se utiliza como ayuda en caso de caída del cabello y salud de la uñas

- artritis reumatoide

- esclerosis múltiple

- diabetes

- problemas con el alcohol

- colitis

- alergias y urticaria

- trastornos digestivos

- Ayuda a regular el exceso de salivación o lagrimeo

Productos relacionados

Boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Para más información accede a nuestra Política de Cookies