Dietética Central
Cerrar Mi cesta 0,00 €

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Alergia primaveral, prevenir y aliviar los síntomas

8/4/2019 14:36 Sistema Inmunitario Por: Dietética Cnetral

Alergia primaveral

Entre 6 y 8 millones de españoles se ven afectados por la alergia cada año, y las cifras van en aumento.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una respuesta desproporcionada del sistema inmunitario ante la exposición a una sustancia que considera extraña. El cuerpo, como mecanismo de defensa, libera sustancias como histamina, bradicinina, prostaglandina o serotonina para eliminar al agente invasor, pero en exceso también pueden afectar al organismo causando trastornos respiratorios y dermatológicos.

La alergia tiene un componente genético, pero también puede producirse por causas medioambientales (exposición a sustancias químicas que “trastocan” el sistema inmune y lo hacen cada vez más sensible), motivo por el cual las alergias aumentan cada año en la población.

Síntomas de la alergia

La alergia primaveral suele causar, en mayor o menor grado, síntomas molestos que suelen afectar a los órganos que entran en contacto con el agente alérgeno: la piel, las vías respiratorias y el sistema ocular, así como provocar fatiga y cansancio general.

- Suele causar trastornos dermatológicos como picor, eccemas o ronchas.
- Trastornos en la mucosa ocular, que deriva en conjuntivitis alérgica con síntomas como lagrimeo, picor y sensación de arenilla en los ojos.
- A nivel respiratorio, en los casos leves afecta a las vías respiratorias altas, con rinitis alérgica y sinusitis, con síntomas como moqueo nasal acuoso o congestión nasal. En los casos más serios puede afectar a las vías respiratorias bajas y producir síntomas más graves, como el asma bronquial (el 70% de los pacientes de rinitis alérgica puede desarrollarlo). Complicaciones con trastornos cardiovasculares pueden hacer que el asma bronquial pueda, incluso, poner en riesgo la vida del paciente.

-14%

PSC ALLERGY DEPURATO alergias spray 15ml.

FORZA VITALE

Su mezcla concentrada de yemas de plantas frescas, desenvuelve una intensa y beneficiosa...

antes 26,54 €

Special Price 22,75 €

Detalles y Stock
Añadiendo...

Diagnóstico y tratamiento

La alergia primaveral puede afectar en mayor o menor medida al estilo y a la calidad de vida de los pacientes, por lo que el diagnóstico y un tratamiento eficaz se hacen fundamentales en una población donde la incidencia de las alergias cada vez mayor.

Suplementos nutricionales y la medicina natural pueden ayudar a lidiar con la alergia primaveral.

La prueba diagnóstica para identificar el alérgeno que nos está afectando suele ser cutánea, aplicando a través de la piel una pequeña muestra del alérgeno sospechoso para ver la reacción de la piel. Esta prueba, sin embargo, suele ser limitada, ya que sólo suele incluir los alérgenos más comunes.

En la alergia se suelen tratar los síntomas mediante tratamiento farmacológico. A la hora de eliminarla desde la base, la inmunoterapia es el único tratamiento avalado por la OMS, aunque no siempre es eficaz. A través de la vacunación, se van inoculando pequeñas cantidades de la sustancia alérgena para que el organismo pueda convivir con ella. Con el tiempo, se va aumentando esta dosis para que el organismo se adapte hasta llegar a los niveles normales de exposición.

Otros tratamientos alternativos, como la Medicina Natural o la Homeopatía también han demostrado resultar eficaces para tratar la causa de la alergia y no solo mejorar los síntomas.

La toma de suplementos nutricionales con efecto antioxidante para reforzar el sistema inmunológico, también tienen su efecto positivo. Así como añadir a nuestra dieta una mayor cantidad de alimentos como el ajo y la cebolla (reducen los niveles de algunos mediadores químicos responsables de la alergia), productos lácteos con cultivos vivos, como el yogur, que promueven el equilibrio de la flora intestinal, o reducir los niveles de estrés, que debilitan el organismo y pueden agravar los síntomas de la alergia.

También podemos recurrir a otras terapias naturales. En la fitoterapia existen plantas naturales, como el sol de oro, la fumaria la onagra o el grosellero negro, con efecto antihistamínico, antiinflamatorio o inmunomodulador que pueden mitigar los síntomas. A su vez, podemos utilizar plantas que refuerzan el órgano afectado. Otra opción es la oligoterapia, sobre todo con manganeso, con la opción de combinarse con azufre o fósforo.

Medidas de prevención

La prevención es fundamental, tanto para mitigar los síntomas que afectan a las vías respiratorias altas como para evitar que éstos se agraven y afecten a las bajas, complicando la patología. Debemos evitar viajar con las ventanillas abiertas y los ambientes contaminados, procurar una buena limpieza del hogar con la aspiradora y utilizar humidificadores para que el polen quede atrapado y caiga al suelo por el peso de la humedad.

Productos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle la navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas, de nuestra Política de Cookies y de nuestra Política de Privacidad