• Envío Gratis a partir de 10€ en 24-48h
  • 15€ de regalo comprando 150€
  • 3% de descuento repitiendo compra
Toggle Navigation Menu
Cerrar 0,00 € Realiza tu pedido

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Aprende a detectar y a tratar los hongos en la piel

15/6/2020 9:24 | Por Dietética Central

Los pies es una de las zonas más sensibles a desarrollar micosis cutánea.

El calor y humedad del verano son la combinación perfecta para que proliferen los casos de micosis cutánea.

La micosis cutánea es una infección de la piel causada por hongos que puede producir picor, erupciones, manchas o descamaciones leves, pero molestas. ¿Cómo reconocemos este tipo de infección y cómo podemos tratarla de forma natural?

En la época estival es cuando se dan las circunstancias más propicias para que aparezcan los hongos en la piel. Por un lado, el calor y la humedad favorecen su proliferación. Por el otro, tenemos hábitos que facilitan su contagio, como pasear descalzos por piscinas comunitarias o duchas de playas y gimnasios. Además, la sudoración producida por prendas y calzado poco transpirables pueden retener la humedad en ciertas zonas de la piel, como los pies y las ingles.

¿Cómo detectamos los hongos de la piel?

Aunque la micosis cutánea puede aparecer en cualquier zona del cuerpo, debemos prestar especial atención a los pies, las ingles y la cintura, y a las manos y los brazos.

1. Sobre todo, mucha atención a los pies. En verano, la infección por hongos en los pies es muy común. Caminar descalzo por suelos húmedos, como el de playas y piscinas, donde han caminado ya otros pies contaminados, favorece el contagio. Y la humedad del sudor retenida en los pies debido al calzado también hace que proliferen estos parásitos.

La infección más frecuente es el llamado “pie de atleta”, que se puede detectar a través de varios síntomas:

- Un picor intenso entre los dedos, acompañado de manchas rojizas que a veces presentan costras y supuración. Si no se trata, el picor y el dolor pueden ser extremadamente molestos.

- Pequeños cortes en la piel entre los dedos, que se muestra blanquecina y se descama fácilmente si rascamos un poco.

2. Otra de las infecciones más comunes en verano es la llamada “bronceado del tigre”, que está producida por el Microesporum furfum, un hongo que prolifera en la arena de la playa, los bordes de las piscinas y en las telas de las hamacas.

Aparecen manchas blancas sobre la piel, especialmente en la espalda, los hombros y el tórax, tras la exposición solar, ya que el hongo no permite que la piel se broncee. Si se rascan ligeramente, se desprende un polvo blanquecino.

3. Otras zonas donde puede aparecer una infección por hongos son la ingle y la cintura. Se caracteriza por un enrojecimiento de la piel de esas áreas y se denomina “dermatosis del bañador”. Se produce porque la irritación producida por el roce de los bañadores u otras prendas que retienen humedad, desencadenan una infección cutánea.

4. Una mancha rojiza en la mano o el brazo, que se extiende formando un círculo delimitado y contiene los bordes hinchados, puede indicar que tenemos una infección por Microsporum canis, un hongo que proviene de los perros y los gatos y que podemos adquirir al acariciarlos. Como es muy contagioso, se debe tratar para que no se contagie a otros miembros de la familia.

-20%

PLATA COLOIDAL 120ppm 50ml.

ARGENOL

Antiséptico y antiinflamatorio. Ayuda a eliminar...

¿Cómo se trata la infección cutánea por hongos? 

Es importante tratar los hongos en la piel, porque se pueden extender rápidamente a otras zonas y son de fácil contagio a otras personas. Si tenemos cualquier sospecha o identificamos alguno de los síntomas, debemos acudir al dermatólogo para que valore nuestro estado y nos administre un tratamiento.

Además podemos ayudarnos de algunas soluciones naturales para eliminar la micosis cutánea:

Extractos de plantas con propiedades antifúngicas, como el árbol de té, el tomillo, la bardana, el nogal, la ajedrea o el helenio. Aplicar extracto líquido de estas plantas en las zonas afectadas dos o tres veces al día y secar bien sin frotar nos puede ayudar a tratar los hongos en la piel. Si la infección es recurrente, podemos utilizar el extracto de pomelo.

La plata coloidal es uno de los germicidas naturales más potentes y eficaces

Pomada natural de ajo o caléndula. Son muy útiles para el tratamiento de la micosis. Para el ungüento de ajo, debemos machacar ajo en un mortero y aplicar en la zona afectada durante unos 20 minutos, tras los cuales lavaremos y secaremos muy bien la zona.

Antibióticos naturales, como la plata coloidal. Es uno de los germicidas naturales más potentes y eficaces. Para tratar la infección se deben aplicar unas gotas de plata coloidal sobre la zona afectada dos o tres veces al día. Otra opción es tomar de 5 a 10 gotas en ayunas, a una concentración de 120 partes por millón, durante una semana. Es posible que para el “bronceado del tigre” se deba alargar el tratamiento.

Extractos de plantas cicatrizantes y regenerantes, como la manzanilla, el hamamelis, la cola de caballo, la zarzamora, el rosal silvestre y el escaramujo. Podemos combinar y aplicar sus extractos sobre las zonas afectadas.

Prevenir los hongos en la piel

Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para prevenir la infección cutánea por hongos, muy común en verano. Debemos evitar ir descalzos por piscinas y duchas comunitarias o por las playas. También en estas áreas debemos utilizar toallas limpias y secas para tumbarnos. Es importante secar muy bien los pies, sobre todo entre los dedos, tras las duchas o los baños y utilizar ropa transpirable y calzado abierto para reducir la sudoración en las zonas sensibles.

Productos relacionados

Boletín
Usamos cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.
Más información : Política de Cookies