902 885 119
Mi cesta0
0,00€

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Cáncer de piel, ¿cómo podemos identificar los lunares peligrosos?

18/07/17 12:20 Divulgación Por: Dietética Central

Cada año aumentan los casos de cáncer de piel. La prevención, las revisiones periódicas y la autoexploración son las claves a la hora de evitarlo. ¿Qué debemos tener en cuenta?

Aunque la exposición solar controlada es necesaria para gozar de buena salud, hoy en día la tendencia es lucir una piel bronceada y por eso nos exponemos demasiado al sol. Los rayos UV pueden dañar nuestra piel, por lo que es necesario estar atentos por si detectamos alguna anomalía que nos indique un posible melanoma o cáncer de piel. ¿Qué debemos tener en cuenta?

Casi todas las personas tenemos algún lunar en nuestro cuerpo, que no son más que la acumulación de melanocitos, las células que dan pigmento a la piel. Por eso los hay de una gran variedad de tonos, desde el marrón claro, al café o negro. Los lunares pueden estar presentes desde el nacimiento o desarrollarse a lo largo de nuestra vida, son benignos y no representan peligro.

La vitamina D es esencial para unos huesos y dientes saludables, y también es importante...

Precio especial: 19,51€

antes 22,95€

Comprarlo en la web

Sin embargo, la excesiva exposición a la radiación solar puede hacer que esos lunares varíen de forma, color o tamaño, o que aparezcan manchas nuevas o lesiones en la piel, que pueden llegar a ser peligrosas y derivar en el temido melanoma.

Obtener un extra de vitamina D a través de suplementos alimenticios es una medida de prevención

¿Cuáles son los cánceres de piel más comunes y por qué se originan?

El cáncer de piel se produce porque el exceso de radiación solar daña el ADN de las células de la piel, que mutan y se acumulan produciendo manchas, abultamientos, etc. Los cánceres de piel más comunes son los carcinomas (de células basales y de células escamosas) y el melanoma. El melanoma es un tipo de cáncer maligno, que puede extenderse a otras zonas del organismo. Por tanto, es muy importante detectarlos a tiempo para tratarlos adecuadamente y que no tengan consecuencias fatales.

Las personas con un mayor factor de riesgo de desarrollar cáncer de piel son las que tienen antecedentes familiares de esta enfermedad, las de fototipo de piel más claro, las personas expuestas a un exceso de radiación ultravioleta y aquellas que, por enfermedad o tratamiento médico, tengan el sistema inmunológico más débil.

¿Cómo identificar un posible cáncer de piel?

La detección precoz es fundamental y por eso, además de las revisiones periódicas con el dermatólogo, es importante realizar una autoexploración de nuestra propia piel para detectar cualquier cambio o anomalía. Para ello podemos seguir la regla ABCDE:

  • ¿Es la lesión Asimétrica?
  • ¿Tiene Bordes borrosos o irregulares?
  • ¿Cambia de Color?
  • ¿Tiene un Diámetro superior a 6 mm?
  • ¿Ha Evolucionado con el tiempo su tamaño, su forma o su comportamiento?

 

Si notamos cualquiera de estos aspectos en alguna mancha de nuestra piel, es necesario acudir cuanto antes al dermatólogo.

Prevención de cáncer de piel

La prevención es también fundamental a la hora de cuidar cualquier aspecto de nuestra salud. Para evitar el cáncer de piel debemos minimizar la exposición a los rayos UV durante todo el año, pero sobre todo en verano. Especial cuidado deben tener los niños porque las quemaduras solares en la infancia multiplican la probabilidad de desarrollar cáncer de piel en el futuro. También las personas de piel, pelo y ojos claros, que se queman fácilmente al sol y a las que les salen pecas.

Las medidas son sencillas e incluyen:

  • Uso de ropa protectora de la piel, camisetas, pantalones, gorros, gafas solares...
  • Evitar la exposición solar directa en las horas centrales del día (de 12 a 17h.)
  • Buscar en lo posible la sombra.
  • Aplicar de forma abundante y regular protector solar, incluso en los días nublados.
  • Aumentar la protección en zonas cercanas al agua, en la arena y en la nieve, ya que aumentan el efecto de la radiación ultravioleta.
  • Obtener un extra de vitamina D a través de suplementos alimenticios.
  • Las cabinas de rayos UV, exclusivamente bajo prescripción médica.

Productos relacionados

  • Seguridad garantizada

  • Pagos certificados

  • Envío express en 24-48 horas

Utilizamos cookies para poderte ofrecer una experiencia mejorada. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
x