902 885 119
Mi cesta0
0,00€

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Candidiasis: todo lo que debes saber sobre el hongo candida albicans

18/07/17 12:08 Sistema Inmunitario Por: Dietética Central

Cuando se produce una alteración en el organismo y la candida albicans se reproduce en exceso, es cuando puede originar infecciones como la candidiasis.

Casi todas las personas poseemos en nuestro organismo el hongo candida albicans. Como su hábitat principal son ambientes cálidos y húmedos, suelen estar presentes en los genitales, mucosas y en la piel. De por sí no es un microorganismo patógeno porque el sistema inmunitario y una flora intestinal sana lo mantienen en equilibrio. Cuando se produce una alteración en el organismo y la candida albicans se reproduce en exceso, es cuando puede originar infecciones como la candidiasis.

¿Cómo se transmite?

Al habitar en lugares húmedos y cálidos, además de en ciertas partes del organismo como mucosas, genitales y bajo las uñas, este hongo puede estar presente también en cepillos de dientes, productos cosméticos, e incluso la ropa. La candidiasis tiene por tanto, un fácil contagio a través de los objetos donde se ubica, así como por el contacto de los fluidos, ya sea sexual, la saliva, etc. También puede producirse un contagio vertical de madre a hijo si en el momento del parto la mujer está infectada.

¿Qué tipos de infecciones por candida albicans podemos contraer?

Ayuda a reducir la colonización por levaduras como la candidiasis.Precauciones:No se han...

Precio especial: 11,02€

antes 13,61€

Comprarlo en la web

Una de las más habituales es la candidiasis vaginal. El 75% de las mujeres la llega a padecer en algún momento de su vida. Afecta a la mucosa vaginal y el cérvix, provocando irritación, escozor, hipersensibilidad y la presencia de flujo blanquecino y espeso. La toma de anticonceptivos orales y el embarazo, donde se puede producir diabetes gestacional y se experimentan muchos cambios hormonales, son estados que hacen propensa este tipo de infección.

Podemos ayudarnos de los productos probióticos y prebióticos para equilibrar la flora intestinal.

Pacientes afectados del riñón o de las vías urinarias que necesitar el uso de un catéter, los que siguen un tratamiento con esteroides (afecta al sistema inmune) y personas diabéticas (desajustes en el metabolismo de la glucosa pueden favorecer la proliferación de este hongo), pueden padecer candidiasis urinaria. Esta infección afecta a la uretra, la vejiga y el riñón.

Cuando el hongo se instala en las mucosas puede dar lugar a la candidiasis oral. Pueden aparecer síntomas como manchas blancas en la lengua, las encías o en la comisura de la boca, grietas y úlceras. Puede cursar con dolor e irritación o no presentar síntomas. Cuando la candida albicans se aloja en la garganta puede provocar una candidiasis esofágica con dolor pectoral y dificultades para tragar.

Cuando el hongo afecta al intestino y provoca problemas de tránsito, malas digestiones, intolerancias alimentarias e hinchazón podemos estar infectados con una candidiasis intestinal, con síntomas como fatiga, descenso del peso, irritabilidad…

La candida albicans tambièn puede instalarse debajo de las uñas y producir una infección llamada onicomicosis. La uña se vuelve más gruesa y opaca y puede tener supuración.

¿Cuándo somos más propensos a estas infecciones?

La toma de antibióticos o ciertos medicamentos que alteran las defensas del organismo, cambios hormonales como los producidos en el embarazo o la toma de anticonceptivos orales, una mala dieta o una mala higiene bucal o el exceso de tabaco y alcohol, pueden provocar desequilibrios que faciliten la proliferación del hongo y la aparición de la candidiasis.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

El tratamiento médico debe ser con medicamentos antifúngicos para controlar el hongo cándida en los casos más severos. En otros menos importantes podemos recurrir a nistatina o azoles tópicos, anfotericina B o el fluconazol. Siempre debe ser bajo prescripción médica o farmacéutica y en las dosis recomendadas, ya que su alta toxicidad puede provocar efectos adversos e incluso resistencia al tratamiento.

Cuando sufrimos infecciones por candida albicans debemos, además, mejorar nuestros hábitos de vida, sobre todo la alimentación. Una dieta equilibrada abundante en frutas, verduras, pescado azul (grasas insaturadas omega 3) y rica en hidratos de carbono complejos (cereales integrales, legumbres, arroz) nos ayudará a restablecer el equilibrio del sistema inmunológico. Alimentos antifúngicos como al ajo también deben estar presentes. Por prevención a la candidiasis intestinal debemos eliminar los productos con gluten, hacer comidas ligeras, cocinadas a la plancha y al vapor y reducir y eliminar la ingesta de hidratos de carbono complejo (azúcares).

También podemos ayudarnos de los productos probióticos (lactobacilos y bífidobacterias) y prebióticos, para equilibrar la flora intestinal.

Por último, revisar los hábitos de higiene y utilizar cosméticos y jabones neutros que impidan la alteración de la flora y del ph de la piel.

Productos relacionados

  • Seguridad garantizada

  • Pagos certificados

  • Envío express en 24-48 horas

Utilizamos cookies para poderte ofrecer una experiencia mejorada. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
x