• Envío Gratis a partir de 10€ en 24-48h
  • 15€ de regalo comprando 150€
  • 3% de descuento repitiendo compra
Toggle Navigation Menu
Cerrar 0,00 € Realiza tu pedido

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

¿Cómo podemos prevenir la carencia de vitamina D?

16/12/2019 9:28 | Por Dietética Central

La vitamina D es fundamental en el organismo.

El 50% de la población española tiene déficit de vitamina D.

¿Para qué sirve la vitamina D?

La vitamina D es clave para la salud general del organismo. Es una hormona, por lo tanto actúa como un mensajero químico que se traslada a través del torrente sanguíneo hacia los órganos y los tejidos para determinar su estructura y sus funciones.

Su papel, entre otros, es ayudar a la fijación del calcio en los huesos, por lo que es fundamental para prevenir la osteoporosis. También interviene en la regulación del estrés, previene la depresión y activa el sistema inmunológico.

¿Qué puede causar una carencia de vitamina D?

A diferencia de la mayoría de las vitaminas, que se obtienen a través de los alimentos, sólo un 10% de la vitamina D procede de la alimentación. El 90% la genera el propio organismo y se obtiene a partir de la acción de los rayos del sol sobre la piel.

Aunque en España no falta el sol, la deficiencia de vitamina D es la carencia más frecuente entre la población. Alrededor de un 50% de los españoles presenta un nivel bajo de vitamina D, sobre todo mujeres entre 45 y 68 años.

En los meses de invierno puede tener más sentido, ya que salimos menos debido a las bajas temperaturas. Pero, en general, una de las causas de esta carencia es que pasamos mucho tiempo en espacios interiores debido al trabajo. Además, nos hemos habituado tanto a buscar en los espacios interiores la temperatura perfecta (más fresco en verano y más calor en invierno), que pasamos menos tiempo en el exterior. Y cuando la temperatura acompaña a salir, los peligros de la radiación solar en la piel hace que usemos productos protectores que actúan como pantalla ante el sol.

Otra de las causas de la falta de la vitamina D es la edad. A partir de los 50 años, la función metabólica se reduce: la piel tiene menos capacidad para producir la vitamina D y los riñones, uno de los órganos encargados de procesarla, tampoco realizan su función como antes.

-10%

VITAMINA D liquida 30ml

MARNYS

Complemento alimenticio con alto contenido de...

¿Qué consecuencias produce un déficit de vitamina D?

La carencia de vitamina D aumenta el riesgo de osteoporosis, de obesidad, de hipertensión, de tumores de mama, colon y próstata, de enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple, y aumenta el riesgo de padecer demencia y Alzheimer.

Para prevenirlo, las autoridades sanitaria europeas recomiendan exponerse al sol alrededor de unos 15 minutos al día. No es necesario hacerlo de manera específica. Simplemente pasear por la calle de camino al trabajo o a otros quehaceres y que nos dé el sol en la cara o en las manos el tiempo necesario, sería suficiente.

El 90% de la vitamina D se sintetiza a través de la exposición al sol.

¿Qué síntomas nos indican que nos puede faltar vitamina D?

Aunque un análisis de sangre es la manera adecuada de detectarlo, hay algunos síntomas que nos pueden dar un aviso:

Sientes fatiga y dolor de huesos. Una investigación de la Universidad de Boston indican estos síntomas como una posible deficiencia de vitamina D.

Estás triste y deprimido. El sol aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor asociado al estado de ánimo. Niveles bajos de serotonina hacen más propensos los estados depresivos.

Tienes sobrepeso. La vitamina D se almacena mejor en los tejidos grasos, ya que es soluble en grasa. Y las personas con sobrepeso tienen más dificultad de metabolizar la grasa, por lo que son más propensos a tener un déficit.

A menudo tienes sudoración en la cabeza. Es uno de los síntomas clave iniciales.

Tienes la piel oscura. Las personas de piel oscura, dependiendo del tono, pueden necesitar una exposición solar hasta diez veces mayor que una persona de piel clara para obtener los mismos niveles de vitamina D. Por lo tanto, es más frecuente que tengan una carencia.

¿Qué alimentos contienen vitamina D?

Aunque sólo el 10% de la vitamina D se obtiene a través de la alimentación, este aporte es muy necesario.

La encontramos, sobre todo, en los pescados azules, porque se alimentan de plancton y estos microorganismos absorben mucha luz solar: salmón, atún arenque y sardina no pueden faltar en nuestra dieta. Y de forma más abundante (hasta 1.350 UI en una cucharadita de postre), la encontramos en el aceite de hígado de pescado.

La yema de huevo y la carne también son fuente de vitamina D (40 UI por cada 100 g). O un plato de setas o champiñones que se hayan expuesto al sol (400 Ul).

También encontramos vitamina D en los alimentos enriquecidos, como la leche y algunos derivados lácteos.

Y por supuesto, podemos conseguir un mayor aporte de vitamina D a través de suplementos nutricionales, siempre bajo recomendación médica.

Para prevenir la falta de vitamina D, la recomendación ahora en invierno es salir a pasear, siempre que sea posible, en las horas de la mañana y del mediodía. Podemos aprovechar el camino al trabajo o los descansos para exponernos unos minutos al sol. Y durante el fin de semana, una escapada a la naturaleza nos permitirá, desconectar, nos cargará de energía y nos hará conseguir nuestra dosis de esta vitamina.

Sin embargo, en verano debemos evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día. Y siempre, hacerlo con precaución y protección solar.

Productos relacionados

Boletín
Usamos cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.
Más información : Política de Cookies