Dietética Central
Cerrar Mi cesta 0,00 €

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Remedios caseros para prevenir y tratar los hongos en los pies

9/8/2019 9:36 Divulgación Por: Dietética Central

Caminar descalzo en la piscina puede provocar hongos.

Los baños en las piscinas públicas pueden provocar el llamado “pie de atleta”.

La piscina es es lugar perfecto para disfrutar y refrescarse en verano con la familia y los amigos, y en esta época de calor se convierte en una opción de ocio imprescindible para los que no pueden disfrutar de otras zonas acuáticas naturales en su entorno, como ríos, playas o lagos.

A la hora de disfrutar de un día perfecto de sol y agua, normalmente solemos tener en cuenta las recomendaciones acerca de protegernos correctamente de la radiación solar y tener cuidado para evitar pequeños accidentes, pero en las piscinas, sobre todo si son públicas, hemos de añadir el riesgo de contagio de hongos. Y es que según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), un ocho por ciento de las personas que acuden a la piscina en verano termina desarrollando pie de atleta, la forma más común de la infección por hongos. Los síntomas son picazón y ardor, mal olor en los pies, y la presencia de piel quebradiza y escamosa (a veces como grietas) entre los dedos. Aunque los pies son la zona más sensible al contagio, la infección también puede darse en las manos, las ingles o las uñas, las cuales presentan alteraciones y áreas blanquecinas.

-9%

ACEITE DEL ARBOL DEL TE 30ml.

PHARMA & GO

Preventivo en pediculosis. Con propiedades antifúngicas, antivíricas y antibacterianas....

antes 14,18 €

Special Price 12,86 €

Detalles y Stock
Añadiendo...

El contagio es fácil, ya que estos microorganismos viven en el aire, el suelo, las plantas y el agua, y se reproducen mediante esporas que se transmiten por inhalación o contacto. Y el calor, la humedad y la acumulación de personas de las piscinas públicas hacen que sea un lugar perfecto para el contagio.

Vinagre, limón o aceites esenciales son remedios naturales que nos ayudan a tratar los hongos de los pies.

¿Cómo prevenir los hongos?

La primera medida para evitar el contagio es la prevención, por lo que debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- No caminar descalzo por las zonas húmedas, ni siquiera el borde de la piscina. Como hemos comentado, el calor y la humedad propician el desarrollo de los hongos, por lo que debemos utilizar siempre zapatillas o chanclas, incluso cuando nos duchamos.

- Secarse muy bien al salir de la piscina y de la ducha, ya que la humedad incrementa la proliferación de los hongos. Sobre todo entre los dedos de los pies, pero no debemos olvidar las manos y las ingles.

- Evitar el exceso de sudor, ya que la humedad corporal también favorece los hongos. Para ello es recomendable, evitar el calzado cerrado que acumule sudor en los pies o utilizar calcetines de fibras naturales, como el algodón, que favorezcan la transpiración de los pies.

Remedios naturales para tratar los hongos

Si, a pesar de todo, vemos que tenemos una infección por hongos, podemos recurrir a fórmulas médicas para tratarlos, pero también existen algunos remedios naturales que te contamos a continuación:

Vinagre

Una opción es mezclar vinagre (mejor de manzana) con agua tibia y sumergir los pies a diario durante 15 o 20 minutos. Al terminar, lavamos y secamos muy bien los pies. Otra opción es aplicar el vinagre de forma directa sobre la zona afectada mediante un algodón.

Limón

Se puede aplicar directamente zumo de limón en la zona afectada o sumergir los pies en agua donde se ha hervido previamente limón junto con un diente de ajo y romero, una vez fría.

Ajo

Sus propiedades antibióticas lo hacen perfecto para tratar los hongos. Para ello debemos hervir en agua unos dientes de ajo y sumergir los pies durante 15 minutos en esta solución cuando esté tibia.

Bicarbonato sódico

Debemos formar una pasta mezclándolo con la cantidad suficiente de agua y aplicarlo en la zona. Una vez esté seco, lavamos y secamos muy bien.

Aceites esenciales

Tanto el aceite de lavanda, como el del árbol del té como el aceite de orégano pueden ayudarnos a tratar las infecciones por hongos. Para ello sólo debemos aplicar unas gotas directamente sobre la zona afectada o en el agua donde vamos a sumergir los pies.

Productos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle la navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas, de nuestra Política de Cookies y de nuestra Política de Privacidad