902 885 119
Mi cesta0
0,00€

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Consejos para evitar los problemas de digestión

03/05/17 17:01 Vida y Hábitos Saludables Por: Dietética Central

Evitar problemas de digestión

Comer demasiado rápido o demasiada cantidad, hacer siestas largas o los hábitos de vida poco saludables pueden provocar una mala digestión. Para evitar la pesadez despuès de comer debemos seguir una serie de pautas

La digestión es el proceso del organismo mediante el que los alimentos que ingerimos son descompuestos en el estómago para facilitar su absorción y que puedan pasar del aparato digestivo al torrente sanguíneo.

REVISA NUESTRA SECCIÓN: digestión, intestinos y depuración

Una buena digestión aporta la correcta absorción de los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo y una buena calidad sanguínea. Sin embargo, cuando realizamos comidas copiosas, ricas en grasas, comemos demasiado rápido o hacemos siestas prolongadas, el proceso digestivo puede ralentizarse y hacerse más pesado. Ésto facilita la formación de toxinas en la sangre, que influyen en la debilitación de los tejidos gástricos e impiden la correcta absorción de los nutrientes. El resultado: digestiones largas y pesadas, problemas digestivos y malestar estomacal.

¿Cómo se realiza la digestión?

El proceso digestivo se realiza durante 3 fases:

Ayuda a garantizar una correcta asimilación y absorción de nutrientes en el organismo...

Precio especial: 22,28€

antes 25,99€

Comprarlo en la web

Una primera fase cefálica, que se desarrolla antes de que los alimentos pasen al estómago y que prepara al organismo para el consumo y la digestión. Tanto el sentido de la vista, como el del gusto y el del olfato activan nuestro cerebro y envían estímulos a través del nervio vago, que estimula las glándulas gástricas para producir el jugo gástrico. Por otro lado, los nervios facial y glosofaríngeo estimulan a las glándulas salivares para la producción de saliva.

Podemos recurrir a suplementos alimenticios naturales a base de plantas que ayudan a realizar la digestión

Una segunda fase gástrica, que dura entre 3 y 4 horas y es producida por la distensión del estómago y el pH ácido, estimulando la liberación de los jugos gástricos. Al entrar las proteínas en el estómago unen iones hidrógeno, lo que disminuye el pH del estómago hasta niveles ácidos.

Una tercera fase intestinal, que consta de dos partes: por un lado, los alimentos que ya has sido digeridos de forma parcial llegan al duodeno, lo que produce una liberación de gastrina intestinal. Por el otro lado, el reflejo enterogástrico inhibe el núcleo vago, lo que activa las fibras simpáticas para impedir que entre más comida.

Causas de las digestiones lentas y pesadas

Cuando la digestión es lenta, los alimentos que no han llegado a digerirse pueden llegar a fermentar provocando ardores, gases, náuseas, reflujo, dolor abdominal u otro tipo de malestar gástrico. Cuanta más cantidad de alimentos se ingiera o cuanto más inadecuada sea nuestra alimentación, más se ralentizará. Esto supondrá que necesitamos una mayor cantidad de jugos gástricos para ayudar a digerir los alimentos y nuestro tracto intestinal estará más hinchado.

Debemos evitar:

  • Comidas copiosas
  • Alimentos demasiado grasos: aceites, fritos, carnes grasas…; alimentos demasiado condimentados o picantes.
  • Salsas a base de lácteos: nata, mantequilla, mayonesa…
  • Hacer siestas demasiado largas inmediatamente después de comer. El sueño hace más lenta la digestión, por lo que los alimentos tardan más en digerirse. Además, la posición horizontal facilita el paso de los jugos gástricos al esófago, lo que llamamos reflujo.
  • El estrés, ya que puede provocar problemas intestinales tales como gastritis, diarrea, úlceras o cólicos.

Consejos para tener una buena digestión:

Debemos procurar:

  • No comer demasiado, para no dar más trabajo al estómago a la hora de hacer la digestión.
  • Comer despacio, masticando bien. Las comidas deben durar al menos 20 minutos.
  • Si vamos a comer carnes, elegir las menos grasas: pollo, pavo y las aves de caza.
  • Sustituir los condimentos fuertes, que pueden irritar la mucosa gástrica y aumentar la acidez, por otras hierbas aromáticas más digestivas como el hinojo, el comino, el cardamomo, la salvia o el tomillo.
  • No beber demasiado al comer. Beber en exceso durante las comidas puede diluir los jugos gástricos.
  • Realizar comidas equilibradas, compensando las más copiosas con otras más ligeras.
  • Evitar el consumo de bebidas excitantes, así como de tabaco, alcohol y el exceso de azúcar.
  • Realizar un poco de actividad antes de comer y retrasar la siesta a un momento en el que el estómago esté un poco más vacío.
  • También podemos recurrir a suplementos alimenticios naturales a base de plantas que ayudan a realizar la digestión.

Productos relacionados

  • Seguridad garantizada

  • Pagos certificados

  • Envío express en 24-48 horas

Utilizamos cookies para poderte ofrecer una experiencia mejorada. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
x