902 885 119
Mi cesta0
0,00€

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Los 23 mejores alimentos para la salud

05/09/17 10:30 Nutrición y Suplementos Deportivos Por: Dietética Central

Los 23 mejores alimentos para la salud

La alimentación es un elemento fundamental a la hora de cuidar nuestra salud y prevenir enfermedades.

A la hora de cuidar nuestra salud y prevenir las enfermedades, todos los especialistas coinciden en la importancia de adoptar hábitos de vida saludables. Una alimentación equilibrada nos proporciona los nutrientes necesarios para un buen funcionamiento del organismo, lo que contribuye a nuestro bienestar y a prevenir enfermedades como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes. Toma nota de los 23 mejores alimentos para la salud:

Las verduras son bajas en grasas y calorías y fuente de fibra:

Ajo fresco, no desecado. Propiedades beneficiosas para el sistema...

Precio especial: 10,34€

antes 12,34€

Comprarlo en la web
  • El ajo tiene compuestos de azufre que, además de darle su sabor intenso, disminuye los niveles de colesterol malo (LDL), favorece la circulación sanguínea previniendo la hipertensión y reduce el riesgo de padecer cáncer de colon y de estómago. Una buena manera de comerlo es hornear una cabeza de ajo durante 15-20 minutos hasta que quede cremosa y dulce y se pueda untar en pan en sustitución de la mantequilla.
Toma nota de los 23 mejores alimentos para la salud
  • El brócoli contiene sulforafano, que previene el cáncer de mama. También contiene betacaroteno y mucha vitamina C. Para aprovechar todos sus nutrientes es recomendable prepararlo al vapor en vez de cocinarlo. Añadiendo un chorro de limón será un plato muy sabroso y con muchas vitaminas.
  • La quercetina de la cebolla es un flavonoide, un poderoso antioxidante natural que protege frente al cáncer. Picada o asada con un chorrito de aceite de oliva, es de lo más saludables
  • Las espinacas son una importante fuente de carotenoides, que previenen la degeneración muscular causante de la pérdida de visión por la edad y previenen el envejecimiento. La forma más saludable de prepararlas es en ensalada o salteadas con un poco de aceite de oliva y ajo.
  • La calabaza es fuente de vitamina C y betacarotenos, que previenen el cáncer de endometrio. Una forma sabrosa de consumirla sería al horno, troceada y sin semillas, hasta que se reblandezca. Posteriormente, espolvorear con canela.
  • Las alcachofas aportan mucha energía y contienen antioxidantes como la silimarina, que ayuda a prevenir el cáncer, y fibra para nivelar el colesterol. Hervidas durante 30-40 minutos y con un chorro de limón son exquisitas. Raspa cada hoja con los dientes para obtener la carne y disfruta al máximo cuando llegues al corazón de la alcachofa.
  • La col china ayuda a prevenir el cáncer de mama. Además tiene gran contenido en calcio, que previene también la osteoporosis. Para comerla, rehoga los tallos verdes y blancos o añádelos a un sofrito justo antes de servir.
  • Las hojas del berro o la rúcula son ideales como base para un sándwich o comer en ensalada y, además, previenen contra el cáncer.

Las frutas son bajas en grasas y ricas en fibra, aunque depende de cuál puede aportar más o menos calorías:

  • Limas y limones son fuente de vitamina C, que previene el cáncer. Su zumo se puede utilizar para dar sabor a los aliños y no aporta apenas calorías.
  • El ácido oleico del aguacate es una grasa insaturada que favorece el aumento del colesterol bueno (HDL) y reduce el malo (LDL). Su aporte de fibra también favorece la salud, aunque cuenta con cantidades moderadas de grasa y calorías. Una buena forma de comerlo es en ensaladas o como sustitutivo de la mayonesa.
  • El tomate contiene licopeno, lo que le otorga un gran poder antioxidante. Consumido a diario está comprobado que reduce a la mitad el riesgo de padecer cáncer de estómago, colon y vejiga. Lo ideal es comerlo fresco o untado en pan con un poco de aceite de oliva, ya que el carotenoide, que es el licopeno, se absorbe mejor con un poco de grasa.
  • Comer albaricoques, gracias a su contenido en betacarotenos, protege frente al efecto de los radicales libres que producen el envejecimiento. Como el organismo también convierte el betacaroteno en vitamina A, esta fruta puede ayudar a prevenir el cáncer de piel. Tiene escasas calorías y es mejor comerlos firmes y maduros para que no pierdan nutrientes
  • La sandía contiene una gran cantidad de agua, vitaminas y minerales. En verano es la fruta más refrescante, actuando además como diurético.
  • Los betacarotenos y la vitamina C del melón (antioxidantes) actúan contra el envejecimiento prematuro. Su alto contenido en potasio ayuda a controlar la presión arterial.
  • El zumo de arándanos es un potente antibacteriano, sobre todo para las infecciones de vejiga y orina. Se puede añadir a un vaso de agua para conseguir un cóctel antioxidante.
  • Los higos son fuente de potasio, fibra y vitamina B6, que aumenta la producción de serotonina y mejora el estado de ánimo. Evitan la retención de líquidos y nivelan el colesterol.
  • Las frambuesas tienen su poder saludable en el ácido elágico, que previene el crecimiento de las células cancerígenas. Ricas en antioxidantes (vitamina C) y fibra, ayudan a prevenir problemas cardiovasculares y a reducir el colesterol. Una buena forma de consumirlas en con un yogur bajo en grasa al que le añadimos además un poco de avena u otro cereal rico en fibra.
  • Las pasas de la uva son fuente de hierro, por lo que son especialmente beneficiosas para las mujeres durante la menstruación. Mezclarlas con los cereales integrales de la mañana son un buen aporte para todo el día.

Los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos son ricos en fibra, que favorece la salud cardiovascular, y proteínas:

  • La quinoa también es llamada “el oro de los andes” por sus enormes propiedades nutritivas y para la salud. Además de hierro, magnesio y riboflavina, es el cereal que contiene más proteína. Se recomienda remojarla antes de consumir para reducir su sabor amargo.
  • El alto contenido en magnesio del germen de trigo ayuda a prevenir los calambres musculares y protege las articulaciones. Es, además, fuente de vitamina E. Se puede añadir en la leche o el yogur bajo en grasas y a la fruta.
  • Las judías pintas contienen mucho ácido fólico, que ayuda a la correcta formación del feto y previene contra las enfermedades cardiovasculares. Con escaso nivel calórico, son un alimento muy completo. Hay que ponerlas a remojar la noche antes y se pueden cocinar de forma saludable con arroz o en ensalada.
  • Las lentejas son ricas en isoflavonas, que son muy beneficiosas para prevenir el cáncer de mama y las enfermedades cardiovasculares. A esto contribuye tambièn su gran aporte de fibra. Además, son muy ricas en proteínas vegetales, más saludables que las animales.
  • Los frutos secos con altos contenidos en grasas insaturadas, sobre todo las nueces, disminuyen en un 20% es riesgo cardiovascular. Comer 3 o 4 nueces al día es muy saludable, porque además aportan mucha fibra y proteína, saciando el hambre.

En general, siempre es recomendable llevar una dieta equilibrada y consultar con el médico cualquier duda que tengamos sobre nuestra salud.

Productos relacionados

  • Seguridad garantizada

  • Pagos certificados

  • Envío express en 24-48 horas

Utilizamos cookies para poderte ofrecer una experiencia mejorada. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
x