Dietética Central
Cerrar Mi cesta 0,00 €

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

¿Necesitas ayuda para dejar de fumar? Sigue estos consejos

21/1/2019 16:33 Divulgación Por: Dietética Central

Dejar de fumar

Para conseguir dejar el tabaco es tan importante querer hacerlo como mantener la decisión.

Los beneficios de dejar de fumar

El tabaco reduce la calidad y la esperanza de vida del fumador. Dejar de fumar, independientemente de la edad y de la frecuencia del hábito, tiene innumerables beneficios para la salud, que empiezan a notarse ya desde el primer momento:

- A los pocos días se empieza a recuperar el sentido del gusto y del olfato, y a los pocos meses ya empieza a producirse una mejora en la función respiratoria: se tose menos y se aguantan mejor los esfuerzos físicos sin que aparezca fatiga y ahogos.

- A partir del primer año se empiezan a notar otros beneficios, sobre todo en el sistema cardiovascular, porque se reduce el riesgo coronario en un 50%. Entre cinco y diez años después, el riesgo de infarto cerebral se equipara al de una persona que nunca ha fumado.

- Y a partir de los diez años, el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón es entre un 30 y un 50% menor que en las personas que continúan fumando.

-19%

JARABE DE LOS FUMADORES 250ml.

HERBALGEM

Ayuda a combatir los inconvenientes causados por el tabaco, proporcionando alivio y...

antes 15,65 €

Special Price 12,66 €

Detalles y Stock
Añadiendo...

Consejos para dejar de fumar

Como cada vez somos más conscientes de los grandes beneficios que tiene para la salud el dejar de fumar, el 60% de los fumadores se han planteado dejar el tabaco alguna vez, sobre todo a partir de los 50 años. El mayor problema en este punto son las recaídas, que suelen ser frecuentes. Por eso, a la hora de dejar de fumar es tan importante querer hacerlo como tener la fuerza de voluntad para mantenerse firme en el proceso. Acudir al médico de familia para que nos paute y nos haga un seguimiento es una buena medida, pero también en básico seguir algunos otros consejos:

Dejar de fumar tiene innumerables beneficios para la salud, sobre todo la cardiovascular

- Poner una fecha para dejarlo es fundamental. El tabaco contiene sustancias adictivas, como la nicotina, que nos lo van a poner difícil, porque crean una dependencia física. Fumar también conlleva una dependencia social, porque asociamos este hábito a momentos de diversión con los amigos, al ocio… Y también una dependencia psicológica, porque asociamos el cigarrillo a momentos muy concretos de nuestro día a día y eliminarlo de golpe puede provocar ansiedad, nerviosismo, o incluso tener consecuencias físicas como insomnio o estreñimiento. Según el Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), el plazo adecuado para el inicio del proceso es de dos semanas.

- Debemos analizar nuestro comportamiento frente al tabaco. Debemos intentar tener claro qué nos puede costar más a la hora de dejarlo, sobre todo si ya hemos tenido intentos previos. Por ejemplo, cuál es el cigarrillo que nos puede costar más dejar, para buscar alternativas en ese momento que puedan reducir la posible ansiedad, etc. Intentar no repetir los comportamientos que nos llevaron al fracaso en ocasiones anteriores es fundamental. También está recomendado limitar o reducir su consumo de alcohol durante las primeras fases del proceso.

- Buscar apoyo a nuestro alrededor. Informar a familiares y amigos de que vamos a iniciar el proceso de dejar de fumar es positivo, ya que pueden ayudarnos en el intento. Lo ideal es intentarlo con otra persona, como la pareja. El apoyo y los logros en conjunto aumentan la motivación y las probabilidades de éxito.

- Dejarlo de golpe. El día marcado para iniciar el proceso de dejar de fumar debemos olvidarnos de los cigarrillos. No fumaremos ni uno más o fracasaremos. Como ya hemos comentado, la nicotina es un fuerte adictivo que, cuando se prueba, hace recordar nuestra adicción y hace que se despierte de nuevo. Para ello es importante eliminar cualquier referencia al tabaco que tengamos por casa o en el trabajo: mecheros, ceniceros… y, por supuesto, los cigarrillos.

- Recurrir a ayuda farmacológica. Podemos apoyarnos en productos farmacológicos pensados especialmente para sobrellevar el proceso de dejar el tabaco (no están recomendados en embarazadas o jóvenes).

Productos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle la navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas, de nuestra Política de Cookies y de nuestra Política de Privacidad