900 828 416
Mi cesta0
0,00€

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

¿Por qué tomar colágeno con magnesio?

27/02/18 11:59 Nutrición y Suplementos Deportivos Por: Dietética Central

Colágenos con magnesio para las articulaciones

Contar con unos buenos niveles de colágeno con magnesio tiene multitud de beneficios para la salud

Al colágeno lo llaman “la proteína de la juventud” por su importante intervención en el proceso de formación y mantenimiento de todo el tejido conectivo del organismo. Cartílagos y tendones están formados por la proteína del colágeno, que mantiene su hidratación, elasticidad, fuerza y firmeza, previniendo, entre otros aspectos, el envejecimiento prematuro de huesos y articulaciones.

Las investigaciones sobre el colágeno han revelado diversos aspectos sobre esta proteína. Lo primero es que a medida que pasan los años va desapareciendo del organismo, por lo que debemos obtenerla de forma natural a través de los alimentos o utilizando la suplementación. Y otro de los aspectos es que el papel que cumple el colágeno en el buen funcionamiento organismo viene determinado por su combinación con otras sustancias, como el magnesio, la elastina, la vitamina C o los cristales de calcio.

 

Los beneficios del colágeno con magnesio


La proteína del colágeno, como ya hemos comentado, mantiene y ayuda al desarrollo de la masa muscular y fortalece los huesos. Por su parte, el magnesio es un mineral fundamental nutricionalmente hablando porque, además de cumplir un papel básico en el buen funcionamiento de los músculos y los nervios, ayuda a mantener la fortaleza de los huesos, el ritmo del latido cardiaco y refuerza el sistema inmunitario.

Por tanto, la combinación del colágeno con el magnesio interviene en funciones vitales del organismo, como la regulación del sistema nervioso, el buen funcionamiento muscular y de los órganos y un correcto aporte de energía.

En general, contar con unos buenos niveles de colágeno con magnesio tiene multitud de beneficios para la salud:

  • Interviene en la formación del colágeno para el mantenimiento óptimo de los cartílagos, los tendones, los huesos, los ligamentos y previene su envejecimiento prematuro.
  • Ayuda a la correcta fijación de calcio en los huesos, a la relajación muscular y previene los calambres y las contracturas, por lo que está especialmente indicado para las personas que realizan deporte, evitando también los vértigos y los mareos y ayudándonos a descansar de forma correcta.
  • Protege el sistema cardiovascular porque regula los niveles de glucosa y de colesterol en la sangre, la presión arterial y el ritmo cardiaco.
  • Facilita la absorción y fijación de otros minerales.
  • Reduce el dolor y los procesos inflamatorios típicos de la menstruación y facilita el buen funcionamiento del sistema nervioso, por lo que también previene las migrañas.
 

¿Cuándo deberíamos tomar colágeno con magnesio?

COLAGENO con MAGNESIO 450comp. de ANA MARIA LAJUSTICIA Indicado para artrosis,...

Precio especial: 16,15€

antes 20,34€

Comprarlo en la web

Además de reducirse los niveles de colágeno con la edad y de estar indicado para deportistas, las personas que por unos hábitos alimenticios inadecuados o cualquier otra circunstancia presentan deficiencias nutricionales de magnesio deberían plantearse incorporar a su dieta más alimentos que aportan este mineral o la suplementación de colágeno con magnesio.

Además de reducirse los niveles de colágeno con la edad y de estar indicado para deportistas, las personas que por unos hábitos alimenticios inadecuados o cualquier otra circunstancia presentan deficiencias nutricionales de magnesio deberían plantearse incorporar a su dieta más alimentos que aportan este mineral o la suplementación de colágeno con magnesio.


La combinación del colágeno con el magnesio interviene en funciones vitales del organismo

Los síntomas en el organismo de una deficiencia de magnesio son muy particulares, como problemas gastrointestinales, trastornos menstruales, fatiga, insomnio, irritabilidad, debilidad muscular y calambres, pérdida de apetito o bajo estado de ánimo.

 

¿Qué alimentos aportan magnesio de forma natural?


Ante cualquier problema nutricional es importante una revisión y una readaptación de nuestra dieta. Las personas con déficit de magnesio, para evitar problemas metabólicos, pueden optar por obtenerlo de forma natural aumentando la ingesta de alimentos ricos en magnesio. Son aptos para todo tipo de dietas, porque podemos elegir entre una gran variedad de ingredientes tanto de origen vegetal como animal.

Así, alimentos de origen vegetal con alto contenido en magnesio son los frutos secos, sobre todo las semillas de calabaza (534mg), las pipas de girasol (354mg), las semillas de sésamo (346mg), las almendras (286mg), las avellanas (163mg), las nueces (202mg), los cacahuetes (102mg) y las bellotas (62mg).

También podemos encontrarlo en las frutas, como en los albaricoques 281mg (cada 500g), en los dátiles (200 mg), en los higos (90mg), en los kiwis (30mg), en la piña (14mg) y las cerezas (11mg).

Otra gran fuente de magnesio son las legumbres, como la soja (369mg en la harina y 110 mg en la salsa de soja), los frijoles (72mg), las judías blancas (63mg) y las judías pintas (55mg), los garbanzos (48mg), las lentejas (36mg) y los guisantes (36mg).

Algunos cereales integrales también son fuente de magnesio, como el arroz y la avena (177mg), la cebada (143mg) o el trigo (93mg).

En cuanto a las verduras y hortalizas, la mayor cantidad de magnesio las encontramos en los más verdes, como las acelgas (81mg), las espinacas (79mg), las alcachofas (60mg), el perejil (60mg), el maíz tierno (37mg), las patatas (23mg), la calabaza (19mg), la cebolla (10mg) y las zanahorias (15mg).

Los alimentos de origen animal que tienen más contenido en magnesio son, por ejemplo el pescado, sobre todo el caviar (300mg), el salmón (95mg), el atún fresco (50mg), el surimi o palitos de cangrejo (43mg), las anchoas (41mg), las sardinas (39 mg), el calamar (33 mg) y la trucha (22mg). Del mar también contamos con algunos mariscos, como los langostinos, las gambas y las cigalas (75mg), los camarones (37mg), la sepia (30 mg) o el pulpo (30 mg).

También podemos incorporar más cantidad de moluscos, como los caracoles (250mg), los berberechos (50mg), las ostras (47mg) y las almejas (18mg).

No debemos olvidar los lácteos, como la leche en polvo (desnatada 110mg y entera 85 mg), el queso (de cabra 54mg, parmesano 50mg, mozzarela 41 mg, manchego semicurado 39mg, roquefort 30mg, gouda y provolone (28mg), e incluso el el chocolate con leche (28mg). O los huevos (10mg).

Por último la carne, como la de ternera (27mg), de pavo (26mg), la carne de cordero y las costillas de cerdo (22mg), y la de pollo (20mg).
 
 

Suplementos de colágeno con magnesio


A veces no es suficiente introducir o aumentar la cantidad de estos alimentos en nuestra dieta para tener los niveles óptimos de magnesio, por lo que es recomendable optar por una suplementación de colágeno con magnesio. Antes de empezar, siempre debemos consultar con nuestro médico o nutricionista, sobre todo si tenemos algún problema de salud o estamos tomando medicamentos. Y también hay que tener en cuenta que estos suplementos suelen contener una base animal en su formulación, por lo que no serían aptos para veganos.

Productos relacionados

  • Seguridad garantizada

  • Pagos certificados

  • Envío express en 24-48 horas

Utilizamos cookies para poderte ofrecer una experiencia mejorada. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
x