Dietética Central
Cerrar Mi cesta 0,00 €

No tienes artículos en tu cesta de la compra.

Reportajes

Remedios caseros para cuidar la piel después del sol

25/6/2019 1:15 Divulgación Por: Dietética Central

Aftersun de aloe vera

Ingredientes naturales como el aloe vera o el pepino pueden ayudar a recuperar la piel del sol tras la exposición solar.

Es época de disfrutar del sol, uno de los mayores placeres que, para muchos, tiene la llegada del verano. Aunque el sol tiene muchos beneficios para la salud, una exposición excesiva puede tener consecuencias graves para la piel. Por este motivo, las recomendaciones de salud nos recuerdan que es importante utilizar siempre un protector solar con un factor de protección alto y evitar las horas centrales del día, las de mayor radiación solar.

Si no seguimos estas recomendaciones, la piel puede quemarse en mayor o menor grado: se enrojece, se inflama, está irritada, reseca y tirante.

Se haya quemado o no, después de un baño de sol la piel necesita calmarse e hidratarse. Para ello, lo mejor es darnos un baño con agua dulce para eliminar completamente la sal del mar o el cloro de la piscina y aplicar una loción o crema aftersun que ayude a cuidar y a regenerar la piel. Aunque disponemos de muchos productos en el mercado, también podemos recurrir a algunos ingredientes naturales para hacer nuestra propia loción aftersun en casa de forma muy sencilla.

-19%

AFTER SUN BIO 200ml.

IRATI ORGANIC

Gracias a su refrescante fórmula hidrata intensamente la piel durante 24 horas....

antes 13,65 €

Special Price 11,04 €

Detalles y Stock
Añadiendo...

Aloe vera

Esta planta tiene propiedades calmantes, regeneradoras, antisépticas y antiinflamatorias que nos van a ayudar a tratar las quemaduras leves y las rojeces producidas por la exposición solar y evitar así la aparición de ampollas o la descamación de la piel. Además, como el aloe vera protege y regenera las células de la piel, el moreno se puede mantener por más tiempo.

¿Cómo utilizarlo? Debemos aplicar sobre la piel el gel extraído de la parte más carnosa de las hojas, lo que nos proporcionará, además, un efecto refrescante.

Es importante cuidar y regenerar la piel tras la exposición solar

Pepino

Este vegetal es uno de los más hidratantes, ya que contiene un 97% de agua. Además, tiene vitaminas A, C, E y aceites naturales que, junto a sus propiedades refrescantes y antiinflamatorias, hacen que sea un producto muy utilizado en tratamientos de belleza para reducir la hinchazón, las bolsas y las ojeras.

¿Cómo utilizarlo? Trituramos unas rodajas y las aplicaremos como aftersun en las zonas de la piel que queremos tratar.

Melón

Es un fruta que también cuenta con un alto poder hidratante, ya que está compuesta de agua en un 80% y contiene vitamina A.

¿Cómo utilizarlo? Debemos triturar la pulpa de la fruta con un tenedor y aplicar en las zonas de la piel afectadas, durante 15 minutos. Si el melón está recién sacado de la nevera, nos proporcionará un frescor extra que resultará muy agradable en la piel irritada.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana, si es puro al 100%, ayuda a aliviar las quemaduras solares, calma el dolor y protege la piel de la descamación y la aparición de ampollas tras la exposición solar excesiva.

¿Cómo utilizarlo? Debemos diluirlo al 50% con agua y aplicar en la piel con una compresa durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, debemos volver a empapar la compresa y aplicar de nuevo.

Infusión de manzanilla

La planta de la manzanilla tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias ayudan a aliviar la irritación y el dolor de las quemaduras solares.

¿Cómo utilizarla? Haremos una infusión de manzanilla, la dejaremos enfriar y aplicaremos en la piel con ayuda de un algodón o una toalla.

Debemos tener en cuenta que estos remedios caseros naturales son efectivos si las quemaduras solares son leves. Cuando son más importantes no debemos utilizarlos, ni tampoco recurrir a pomadas antihistamínicas. Las indicaciones de la OCU son: hidratarnos muy bien bebiendo agua a pequeños sorbos para restaurar la hidratación del organismo y calmar la piel mediante la aplicación de compresas frías. En los casos en los que haya dolor o fiebre leve (por debajo de 38,5º), podemos tomar paracetamol o ibuprofeno, Pero si la fiebre sube de ese rango o se producen náuseas, vómitos o confusión mental, debemos acudir rápidamente a un centro de salud.

Productos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitarle la navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas, de nuestra Política de Cookies y de nuestra Política de Privacidad